ANDAIN

Una operación como reloj suizo

Un físico y matemático británico llamado William Thomson Kelvin, que murió a principios del siglo XX, fue el autor de una de las frases más vigentes en la actualidad: “Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”. Hoy, muchos usan estos conceptos para graficar la importancia de tener datos en cualquier gestión empresarial. En un mundo frenético como en el que vivimos y en el que se desarrollan los negocios, contar con data fidedigna y en tiempo real es una ventaja competitiva. 

En la práctica, ¿por qué es tan relevante?

La afirmación de “lo que no se mide no se puede gestionar” es bastante clara, pero es vital que nos enfoquemos en lo que se puede mejorar. Si tenemos acceso a datos en línea y en la palma de la mano te recomendamos tomar en cuenta estos 4 puntos:

  1. Gestionar por data y no por corazonadas

No se trata de olvidar el valor de la experiencia y de nuestros colaboradores. Este conocimiento, potenciado con la data que fluye en los puntos de venta (PDV) y la cadena de suministro, nos permitirá tomar decisiones oportunas con escaso margen de error. Tener esta información, alimentada en cada momento por tu equipo, te ayudará a gestionar con mayor agilidad.

  1. Anticiparse para cuidar tu ejecución

Hoy los clientes son cada vez más exigentes. La pandemia ha generado una alta digitalización de procesos y un nivel muy grande de datos que nos permiten saber más de sus comportamientos. Lo mismo sucederá si tienes tus PDV interconectados y transformados en generadores de información valiosa. Esta información, bien interpretada, te pondrá un paso adelante de los problemas para cuidar la ejecución de tu estrategia. 

  1. Automatizar 

La tecnología permite que los procesos que antes requerían muchas horas-hombre hoy se hagan de forma automática. Si cuentas con la información adecuada, puedes definir indicadores para activar respuestas inmediatas y eliminar riesgos que aceleren tu operación. 

  1. Estandarizar actividades

En todos los PDV se debe proporcionar la misma experiencia de compra al cliente, esto transmite los valores de tu marca y hace que las personas se identifiquen con ella. Asegurar que esta entrega sea homogénea es una tarea compleja, sin embargo el tener una visión completa del estado de tus tiendas te da la posibilidad de tomar acciones correctivas.

Así como los relojes desde su invención han hecho que las personas administremos mejor nuestro tiempo, la data accesible en tiempo real puede cambiar tus resultados.

Con los módulos de Oneapp tienes la facilidad de crear el engranaje para que tu empresa funcione como reloj, pero no cualquiera, será una máquina suiza: precisa e infalible. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *